PUBLICACIONES ARQUITASA
ARQNTORNO ARQUITASA
21 07 2020

DIFERENCIA ENTRE SUPERFICIE ÚTIL Y SUPERFICIE CONSTRUIDA

Cuando hablamos de superficie es inevitable pensar que hablamos de valor. Cuanta mayor sea la superficie de nuestro inmueble tenderemos a pensar que este es más caro y no estamos tan equivocados. Pero ¿sabemos realmente de lo que estamos hablando? ¿la superficie que es?. Podríamos simplificar que la superficie es la extensión de algo, el área que ocupa algo y que medimos generalmente en m2.

Ahora, debemos profundizar en el tema diferenciando dos términos muy usados para hablar de superficies y que en este caso cuando hablamos del “valor de algo” son totalmente necesarios. La superficie útil y la construida. 

¿QUÉ ES LA SUPERFICIE ÚTIL?

Como bien su nombre indica la superficie útil es aquella que realmente vamos a utilizar dentro de la vivienda, los metros útiles. ¿Qué incluye esta superficie? Incluirá los baños, la terraza, el trastero, los armarios… y ¿qué se queda fuera? Los elementos estructurales de la vivienda. No se considerará superficie útil a los pilares, tabiques y todos aquellos componentes estructurales que, aun estando dentro de la vivienda, no están considerados útiles.

¿QUÉ ES LA SUPERFICIE CONSTRUIDA?

A diferencia de la superficie útil, la superficie construida lo comprende todo. Incluye los metros cuadrados que se encuentran dentro del perímetro, los metros construidos. ¿Esto qué significa? Que comprende todos los espacios construidos, tanto los  que van a ser utilizados por los propietarios del edificio como tabiques, cerramientos, conductos de ventilación, instalaciones e incluso medianeras que se comparten con los vecinos.

¿QUÉ ES LA SUPERFICIE CONSTRUIDA CON REPARTO DE ZONAS COMUNES?

En aquellos edificios que están sujetos al régimen de propiedad horizontal existe un tercer concepto que es la superficie construida con reparto de zonas comunes. ¿Por qué existe este concepto? Por la existencia de zonas comunes tales como el portal, las escaleras, el cuarto de contadores…etc. Estas zonas ocupan una superficie sin que pertenezcan a una persona en concreto puesto que serán todos los miembros de la comunidad de vecinos los propietarios de esta superficie.

¿QUÉ SUPERFICIE CONSTA EN EL CATASTRO?

En el catastro encontraremos la superficie construida y los elementos comunes. Toda la información relativa a la superficie de un inmueble se dividirá en dos y siempre estarán muy bien diferenciadas. Por un lado encontraremos la superficie construida  y por el otro lado la superficie de los elementos comunes. En el caso de que el trastero o garaje de una vivienda también forme parte de la misma referencia catastral, sus extensiones aparecerán desglosadas por separado.

¿Para qué nos servirá saber la superficie del catastro? Gracias a esta superficie se calculará el recibo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y el coeficiente de participación en una comunidad de propietarios.

Conclusiones útiles para el lector

Para concluir, podemos afirmar que la superficie construida siempre será mayor que la útil en torno a un 20%. La construida tendrá un valor informativo a nivel de notarios, catastro, ayuntamiento, licencias etc. Y la útil te servirá a ti para que te hagas una idea del espacio con el cuentas para vivir o realizar cualquier actividad.

Publicaciones
relacionadas

En nuestro sitio web utilizamos cookies propias y de terceros para recoger datos estadísticos sobre el uso de nuestra web. Si navegas por nuestra web, estarás aceptando el uso de las cookies Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar