arquitasa logo PUBLICACIONES ARQUITASA
ARQTUALIDAD ARQUITASA
30 09 2020

COMPRAR UNA VIVIENDA PARA INVERTIR

Porque hoy en día comprar un piso para invertir puede parecer una locura y más si pensamos en la crisis que se nos viene  encima. Además, hay muchos jóvenes que ni siquiera pueden permitirse una primera residencia por lo que pensar en una vivienda para alquilar o vender después se convierte en toda una locura. Sin embargo, puede ser una alternativa para otros ya que el dinero siempre estará bien invertido en un inmueble si se hace bien.

Aunque hay que tener cuidado ya que no siempre eso de tirarse a la piscina sale como nosotros pensamos. Habrá que estudiar en profundidad y cerciorarse de que podemos hacerlo sin que en el futuro nos tengamos que arrepentir. Valorar nuestros ingresos a corto y largo plazo es un ejercicio fundamental a la hora de tomar una decisión. También habrá que pensar en la rentabilidad que le vamos a poder dar al inmueble más adelante ya que de eso se trata este negocio: comprar algo que nos vaya a aportar cosas después.

Realizar ese estudio previo es una tarea fundamental ¿por qué? porque hay muchas personas que se dejan sus ahorros en esta operación y con los ahorros es algo con lo que no se juega. Alquilar el piso después te aporta una liquidez y, no nos engañemos, te ayuda también a vivir sin tantas preocupaciones sabiendo que estás recibiendo un dinero al mes.

EL VALOR DE NUESTRO DINERO

Porque seguro que más de uno ha mencionado alguna vez en su vida la típica frase: ¡Qué difícil es ganar dinero y que fácil es gastarlo! No nos creemos que no lo hayas dicho o pensado al menos una vez en la vida. Porque sabemos el esfuerzo que se hace, que hacemos todos para poder ahorrar un poco mes a mes. Por eso, cuando se toman decisiones tan difíciles y que van a afectarnos tanto a corto y largo plazo, hay que utilizar los cinco sentidos. Pensar bien lo que vamos a hacer y que, una vez hecho, no dudemos. Solo de esa forma sabremos que lo hemos hecho bien. Porque hacerlo y arrepentirse nunca ha servido de mucho.

Pero desde Arquitasa entendemos y nos ponemos en la piel de todos aquellos que se plantean tomar este tipo de decisiones. La mayoría de las personas que tienen un piso alquilado disfrutan de esa tranquilidad. Aunque también hay que pensar en los gastos que vamos a tener. Es un desembolso extra que en un principio no se tiene en cuenta y que a la larga nos puede hacer plantearnos la decisión que hemos tomado.

Tenemos que estudiar cómo se encuentra el mercado y valorar la zona. Algo que puede parecer una tontería pero que puede afectar tanto a la hora de alquilar el piso como a la persona a la que se lo alquilemos. No es lo mismo comprar un piso en pleno centro de Madrid en el que los estudiantes universitarios estarán bastante interesados que hacerlo a las afueras, en una zona residencial ideal para una pareja con niños pequeños.

Como también hemos mencionado antes, habrá que tener muy presente los gastos extra que se nos van a plantear ¿a qué nos referimos con esto? A cualquier tipo de arreglo que tengamos que asumir, por ejemplo. Desde un electrodoméstico hasta el cambio de la cerradura por ejemplo. Puede parecer algo tonto pero que, sumado a la hipoteca y otros gastos extra, se nos puede volver en contra.  Hay que tener también en cuenta la revalorización de la vivienda así como todos los factores fiscales a desgravar.

CONSEJOS PARA REALIZAR UNA BUENA INVERSIÓN EN VIVIENDA

Primero, invierte solo el dinero que estés dispuesto a perder.

Segundo, que la hipoteca no suponga más del 35% del sueldo.

Tercero, un calculo muy sencillo que nos puede ayudar.

Si compramos una vivienda por 100.000€ y calculamos un alquiler entorno a los 600€ mensuales y dividimos ambos precios obtendremos un múltiplo de 166,6. Este valor es buen múltiplo de alquiler. Como podemos ver en la tabla según el múltiplo obtenido nos hará tener una idea del tipo de inversión que vamos a realizar.


Múltiplo de AlquilerTipo de Inversión
Menos de 140EXCEPCIONAL
140-170BUENA
170-200REGULAR
Más de 200MALA

También hay que tener en cuenta que hay gastos asociados, como posible reformas, gastos de solicitud de hipoteca, mantenimientos, etc …

Por último, estudiar en profundidad si queremos una vivienda de obra nueva, reformada o para reformar. Es primordial para poder luego colgar ese cartel de “se alquila”. Consejos que habrá que seguir si queremos tenerlo todo bajo control. En estos tiempos que corren cuanto más atado esté algo, mucho mejor.

INVERTIR EN TIEMPOS DE CRISIS

Porque estamos inmersos de nuevo en otra crisis económica y de momento no parece que vaya a ser fácil salir de ella. El mercado inmobiliario también se está viendo afectado. Muchas operaciones de compraventa se vieron afectadas por el estado de alarma. Ahora, meses después la situación no parece mejorar. Sí que es cierto que muchos han decidido poner su piso en venta. Pero la pregunta ahora es otra: ¿Quién va a querer ahora comprar el piso?

Solo los valientes, aquellos que quieren invertir y que ven ahora mismo el momento oportuno para hacerlo. Los expertos además advierten de que el precio de la vivienda comenzará a caer después del verano y se calcula que no se recupere hasta 2024. Unas previsiones que asustan y que nos hacen temer lo peor. Sin embargo siempre hay quien ve de lo peor, una oportunidad. Por eso es importante destacar que si se tiene claro, se haga. Que quien no arriesga no gana y que de esta crisis puede haber gente que encuentre la oportunidad perfecta para invertir.

Otro tipo de invertir en vivienda son la viviendas compradas sobre plano, una modalidad de inversión que está en auge.

COMPRAR UNA VIVIENDA PARA INVERTIR

CONSEJOS PARA COMPRAR UNA VIVIENDA SOBRE PLANO

Cada vez son más los que se decantan por comprar un piso sobre plano. Es una alternativa que ofrece muchas ventajas pero hay que tener cuidado. ¿Por qué? Porque estamos comprando algo que no podemos ver en directo, por eso hay que tomar todo tipo de precauciones. En este post queremos darte algunos consejos para que no tengas problemas en el futuro. Si tienes en cuenta estas recomendaciones, todo irá bien. Porque además, como ya hemos comentado, también tiene muchas ventajas.

En primer lugar, la vivienda nueva sobre plano va a ser más económica, su precio va a ser más reducido (en torno al 10 o al 15 por ciento) que aquellos inmuebles que han sido construidos. El pago del inmueble es más progresivo, ya que lo vamos haciendo durante la construcción. Pero hay que tener mucho cuidado ya que siempre tenemos esa incertidumbre. ¿De qué estamos hablando? De no poder recuperar el dinero adelantado si por circunstancias finalmente no se construye la casa o no se cumplen las condiciones que se han ofrecido en un principio. Por eso desde Arquitasa te invitamos a que sigas leyendo y a que atiendas estos consejos.

HACERLO BIEN DESDE EL PRINCIPIO

¿Cómo conocemos las nuevas promociones de las viviendas? Muy fácil. Podemos leer un anuncio en prensa, en un portal inmobiliario, en un expositor de feria. De esta forma sabemos que existe una nueva promoción de viviendas. Tras el primer contacto, el comprador se tendrá que informar sobre la promotora. Consejo: en internet es muy fácil buscar referencias, opiniones de otros clientes…

Cuando ya hemos contrastado toda la información y tenemos más o menos clara nuestra decisión hay que exigir a la promotora que acredite la propiedad del solar donde va a llevar a cabo la construcción. Es una de las recomendaciones que hace también el Consejo General de Colegios de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (COAPI). La compañía tiene también que documentar que se han llevado a cabo todos los trámites necesarios para empezar el proyecto. ¿De qué trámites estamos hablando? De la solicitud de licencias de obras por ejemplo.

Una vez que hayamos tomado la decisión, tendremos que firmar un contrato privado con la empresa. En este documento se debe incluir el precio exacto de la vivienda y la fecha en la que se va a proceder a la entrega de llaves. También debe aparecer una cláusula donde se va a especificar el tipo de penalizaciones a las que se va a tener que enfrentar el promotor en caso de demorarse.


¿CONSTRUIMOS PARA ALQUILAR?


PASO POR PASO

Desde Arquitasa queremos ir más allá. Queremos que te fijes en todo. Solo así evitaremos problemas y mal entendidos en el futuro:

  1. Primero habrá que comprobar toda la información de la promotora: Domicilio, razón social, situación económica, solvencia y que esté inscrita en el Registro Mercantil.
  2. Comprobar en el Registro de la Propiedad quién es el titular del solar en el que se va a llevar a cabo la construcción de la vivienda (se puede hacer también mediante una nota simple). En el Ayuntamiento también podemos verificar si cuenta con todas las licencias necesarias para comenzar las obras.
  3. Recopilar toda la información de la vivienda: planos de la parcela donde se va a construir el edificio, descripción de los espacios, zonas comunes y servicios. Importante: Hay que guardar los folletos publicitarios porque te servirán en un futuro para comprobar si la vivienda se ajusta a lo que te habían vendido en un principio.
  4. Exige siempre la memoria de calidades: de esta forma podrás saber los materiales que se van a emplear, las calidades de los acabados de la vivienda y de las zonas comunes
  5. Revisar toda la documentación y el contrato de compra de vivienda sobre plano: debe aparecer el precio final con el IVA incluido, la forma de pago y la fecha en la que se te entregará el piso. Como ya hemos dicho antes aparecerá también una cláusula en la que va a aparecer la penalización del promotor en caso de que se retrase en la entrega del inmueble o en la devolución de las cantidades que hemos pagado. Es fundamental que estas cláusulas estén reflejadas en el documento. También es importante que en el contrato aparezca una referencia al seguro o aval bancario contratado por el promotor para que así se haga frente a posibles indemnizaciones. También debe aparecer la cuenta en la que los compradores van a efectuar sus pagos.
  6. Antes de firmar la escritura hay que revistarlo todo y si puedes te aconsejamos que pidas ayuda a un especialista que se encargue de comprobar que todos los aspectos coinciden con los que se han reflejado en la memoria de calidades y que cumplen, por tanto, con la legalidad.

Publicaciones
relacionadas

En nuestro sitio web utilizamos cookies propias y de terceros para recoger datos estadísticos sobre el uso de nuestra web. Si navegas por nuestra web, estarás aceptando el uso de las cookies Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar