arquitasa logo PUBLICACIONES ARQUITASA
ARQNTORNO ARQUITASA
6 08 2020

CARGAS DE UNA VIVIENDA

Comprar una vivienda supone siempre una inversión. Cuando adquirimos una de segunda mano es muy importante que nos fijemos en las posibles cargas que pueda tener. ¿A qué nos queremos referir con esto? A las obligaciones económicas o pagos pendientes que pesan sobre la vivienda y que se transmiten al comprador de forma inmediata cuando este adquiere la casa.

¿CÓMO PUEDO SABER SI UNA VIVIENDA TIENE CARGAS?

Lo primero que debe hacer el comprador de una vivienda es asegurarse de que está libre de cargas y deudas ya que puede sufrir el riesgo de tenerlas que abonar en un futuro. Lo primero que tenemos que hacer es pedir una nota simple  del inmueble. Tendremos que solicitarla en el Registro de la Propiedad . Este documento contiene la información más relevante de la vivienda es decir, gracias a este salvoconducto podremos saber la naturaleza de la finca, la ubicación superficie, calificación. También conoceremos así al titular de la misma y los cargos pendientes que pueda llegar a tener.

TIPOS DE CARGAS

CARGAS QUE SE INSCRIBEN EN EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD

Existen diferentes tipos de cargas que debemos inscribir en el registro:

  1. Hipotecas:

    Son las cargas más habituales que puede tener una vivienda. ¿Por qué? Porque son los préstamos hipotecarios que pidió el antiguo dueño al banco para pagar la casa. ¿Qué puede pasar entonces? Que a la hora de disponernos a comprar esa casa, la vivienda siga teniendo una. Si eso ocurre la hipoteca debe ser cancelada antes de que el nuevo comprador adquiera la casa y también existe la opción de subrogarse a una nueva hipoteca.

  2. Anotaciones de embargos:

    En el momento en el que el vendedor tiene una deuda con terceros y existe un procedimiento judicial significa que los bienes del vendedor supondrán la garantía para el pago de una deuda. Por lo tanto, habrá que cancelar el embargo para que no se vea perjudicado el comprador. También puede pasar  lo siguiente: el comprador se puede hacer cargo de la deuda siempre y cuando se descuente del precio de la casa.

  3. Usufructos y servidumbres:

    Este tipo de cargas lo que hace es afectar al uso de la casa, no a la propiedad. ¿Qué quiere decir eso? Que la cancelación de estas cargas es fundamental para el disfrute de la vivienda.

  4. Arrendamientos:

    Puede ocurrir que la casa esté alquilada cuando se va a proceder a su venta. ¿Qué ocurre entonces? Que el comprador tiene la obligación de mantener al inquilino hasta que finalice el contrato de alquiler.

  5. Concurso de acreedores:

    Si una persona o una empresa está en concurso de acreedores afecta también a las fincas que sean de su propiedad por lo que también es aconsejable que el comprador se informe también de esta situación.

CARGAS QUE NO SE INSCRIBEN EN EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD

Además de las cargas que se inscriben en el registro de la propiedad también tenemos que destacar otras cargas que pueden afectar a la vivienda pero que no se inscriben en el registro ¿Cuáles son? Te las explicamos a continuación:

  • Deudas en la comunidad de propietarios:

    También debemos asegurarnos de que cumple todas sus obligaciones como vecino. ¿Qué quiere decir esto? Que está al corriente de todos los pagos de la comunidad de vecinos. Y ¿qué debemos hacer para averiguarlo? Hablar con el presidente de la comunidad para que nos indique el nombre del administrador y este nos facilite el certificado de corriente de pagos. Si existiese alguna deuda, estas pasarían directamente al comprador.

  • Impuestos municipales:

    Debemos también pedir recibos y justificantes de pago para saber si ha abonado los tributos municipales como el impuesto de bienes inmuebles (IBI) por ejemplo.

  • Las empresas de suministros:

    Puede pasar también que al producirse un cambio de titular en las facturas de suministros (agua, gas, electricidad, teléfono) en estas haya deudas y tengan que ser abonadas por el comprador. ¿Qué debemos hacer? Habrá que ponerse en contacto con estas empresas para saber si están todos los pagos hechos.

comprar vivienda de cargas

Compra venta de viviendas con cargas

¿QUÉ IMPLICA COMPRAR UNA VIVIENDA CON CARGAS?

El hecho de comprar una vivienda con cargas significa que esta vivienda tiene unas obligaciones económicas que debemos asumir ya que no se han efectuado aún o se deben llevar a cabo. Por ello es muy importante que antes de adquirir un inmueble nos informemos muy bien de las cargas que pesan sobre él.

¿SE PUEDE VENDER UNA VIVIENDA CON CARGAS?

Sí, se puede vender una vivienda con cargas. Por eso y tal y como llevamos repitiendo a lo largo de todo el post es fundamental que estemos al día y nos documentemos bien antes de comprar una vivienda. También puede pasar que el vendedor liquide todas sus deudas o llegue a un acuerdo con nosotros. Para no llevarnos un susto se recomienda echar un vistazo a toda la documentación antes de proceder a la compra de la casa porque no sabemos lo que nos podemos llegar a encontrar.

Publicaciones
relacionadas

En nuestro sitio web utilizamos cookies propias y de terceros para recoger datos estadísticos sobre el uso de nuestra web. Si navegas por nuestra web, estarás aceptando el uso de las cookies Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar