arquitasa logo PUBLICACIONES ARQUITASA
ARQTUALIDAD ARQUITASA
17 09 2020

EL VALOR DE TENER UNA VIVIENDA VACACIONAL

Estamos a punto de despedir a la estación más cálida del año, aquella que nos regala cada año imágenes y recuerdos que se nos quedan grabados en la retina para siempre. Y es que, aunque este 2020 ha sido distinto, hemos podido disfrutar de unos días de relax. Con amigos, en familia o en pareja. Hay quienes han preferido la playa y otros, en cambio, la montaña. Porque en la variedad está el gusto o, al menos, eso dicen.

Y después de estos meses nos planteamos ¿sale rentable tener una vivienda vacacional? ¿Le sacamos partido? ¿Qué nos aporta? Creo que podríamos hacer una lista de pros y contras y, aun así, seguirían ganando las ventajas por goleada ¿Por qué? Pues muy fácil. Tener una segunda vivienda en propiedad te permite disfrutar de ella en todo momento. Darte una escapada.

No hace falta además que sea en verano. ¿Quién no quiere huir unos días de la ciudad después de haber pasado unas navidades en familia? Es solo un ejemplo de los miles que podríamos tener y ahora te lo vamos a mostrar. Pero ojo, no solamente nos permite disfrutar de ella sino que también podemos sacarle partido ¿cómo? Muy fácil. Optando por poner nuestro inmueble en alquiler.

LA ALTERNATIVA: EL ALQUILER

Porque si hacemos esto son todo ventajas. Tú decides cuando quieres alquilar tu vivienda. Quizás puedes plantearte hacerlo durante la temporada alta y en aquellos meses de menos desplazamientos usarla tú para desconectar. También se puede hacer al revés. Aprovechar esos meses de verano para ir con la familia y dejar el resto del año las llaves disponibles para que quien quiera se haga una escapada. No hay nada escrito. No hay que seguir unas reglas fija, siempre se pueden romper.

Además, si tenemos un inquilino durante un corto periodo de tiempo queremos creer que el piso se mantendrá en perfecto estado. No necesitamos estar todo el rato arreglando cosas y, de hecho, siempre hemos escuchado que hay cosas que se estropean de no usarlas. De esta forma nos aseguramos que alguien está cuidando de nuestra segunda residencia mientras nosotros no estamos.

Es la mejor forma de obtener una rentabilidad. Y es que son muchas las personas que cuentan con casas vacacionales. Muchos sí que aprovechan para escaparse cuando pueden pero otros prefieren colgar el cartel de “se alquila”. El problema es que no todos se fían de dejarle su vivienda a un desconocido. Por eso, en muchos casos prefieren dejárselo a los conocidos. Familiares, amigos o amigos de amigos con los que puedes saber de antemano que no vas a tener ningún problema. Con esto no queremos decir que cualquiera nos vaya a destrozar la casa. Simplemente que algunos caseros prefieren la tranquilidad de alquilar su casa a alguien de confianza y saber de primera mano quien o quienes son sus inquilinos.

Porque además, el alquiler vacacional es una alternativa que se ha puesto muy de moda en los últimos años. Y es que son muchas las familias que prefieren tener una casa o un apartamento completo para disfrutar de las vacaciones antes que hacerlo en una habitación de un hotel. Además, el Coronavirus ha puesto en jaque a muchísimos hoteles ya que compartir zonas comunes sigue siendo un riesgo del que no todo el mundo se fía. Portales como Booking confirman esta tendencia. Han sido muchos los españoles que han preferido esta opción y por ello el alquiler vacacional ha visto incrementar sus ingresos. Además, también señalan que ha aumentado la tendencia de viajes cortos. No queremos estar demasiado tiempo en el mismo sitio y hemos preferido este año conocer más rincones de la geografía española.

vivienda-vacacional

DISFRUTAR SIN PREOCUPACIONES

También hay quienes prefieren disfrutarla ellos mismos ya que es todo un lujo tener una segunda residencia donde poder desconectar de la rutina del día a día. Muchos decidieron comprarse un apartamento cerca de la playa o una casita en la montaña y otros la heredaron sin saber si les iba a gustar la experiencia. Lo cierto es que, gracias a tener una segunda residencia, muchos han podido disfrutar de unos días de vacaciones en este verano atípico.

Porque siempre había alguien en la familia que se quejaba por tener que ir todos los años al apartamento de la abuela. Y sin embargo este año ese apartamento nos ha salvado la vida. Parece una tontería pero son muchas las familias que no se han arriesgado. Tampoco iban a hacerlo. Hay quien tenía claro que este verano no iba a alquilar nada ni se iba a ir a un hotel.

Por eso este año más que nunca ha sido de vital importancia contar con una casa vacacional. Porque daba igual la ubicación, lo importante era desconectar unos días y recargar pilas. Esas pilas que este año llegaban menos llenas de lo habitual. En un año complicado sí pero en el que nos quedamos con lo verdaderamente importante. Porque a pesar de tantas idas y venidas hemos podido disfrutar del periodo de vacaciones ese que tanto nos merecemos todos. Y por eso también desde Arquitasa hemos querido darle valor a este tipo de inmuebles y a las alternativas que podemos seguir para obtener beneficios.

Publicaciones
relacionadas

En nuestro sitio web utilizamos cookies propias y de terceros para recoger datos estadísticos sobre el uso de nuestra web. Si navegas por nuestra web, estarás aceptando el uso de las cookies Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar