PUBLICACIONES ARQUITASA
ARQTUALIDAD ARQUITASA
26 05 2020

EL CORONAVIRUS SUBE EL VALOR DE LAS VIVIENDAS EN LA COSTA

El verano más incierto de nuestras vidas

Paradojas de la actual situación creada por la ‘crisis sanitaria’: el COVID 19, aumenta la valoración de viviendas en la costa. Nos adentramos en el verano más incierto de nuestras vidas. Perdidos, sin rumbo fijo y sin ninguna dirección. Con la estación más calurosa del año a la vuelta de la esquina aún ignoramos cómo vamos a enfrentarnos al calor. No sabemos cómo serán las playas ni las piscinas ni mucho menos los hoteles o los apartamentos que alquilamos cada verano. En ese contexto, los propietarios de casas situadas cerca de la playa, mucho más si tienen terrazas desde las que se ve el mar, saben que ha aumentado el valor de sus viviendas.

playas viviendas

Gran aumento de las tasaciones de vivienda en la costa

Será, sin duda, un verano atípico y el respeto al virus imperará sobre las ganas que todos tenemos de disfrutar de unos días de descanso al sol. Por este motivo, en tiempos del COVID 19 el hecho de ser propietario de una casa en la costa ha aumentado el patrimonio de muchas personas, que se han apresurado a volver a tasar sus viviendas. Una casa cerrada durante meses y que sabemos que está libre del virus tiene ahora más valor que antes. Si a lo anterior le añadimos que tenemos una terraza con vistas al mar, en la que podemos olvidarnos por unos minutos de los días que hemos pasado confinados, el interés se multiplica.

crece el aumento del valor de inmuebles

El confinamiento ha destapado grandes desigualdades

El confinamiento de estos casi dos meses ha puesto de manifiesto varias cuestiones: nos hemos dado cuenta de las grandes desigualdades sociales, económicas y culturales que tenemos. Que no es lo mismo vivir en una amplia vivienda con jardín y piscina que hacerlo en un barrio que apenas tiene servicios. Y qué decir de la importancia de tener balcón o terraza durante estos días, o simplemente buenas vistas y buena ventilación

No sabemos qué pasará en los próximos meses, pero lo que sí que podemos intuir es la necesidad que existe en muchas familias de mudarse a segundas residencias cuando alcancemos la ansiada “nueva normalidad”. Esta pandemia nos ha cambiado la forma de ver y vivir nuestra vida. Y ante la posibilidad de un nuevo brote hay quien ya está preparando las maletas. Porque esto supone un antes y un después en nuestra vida. Un punto de inflexión. Un momento en el que a todo le tenemos que dar más “valor”.

En Arquitasa valoramos los lugares donde se puede estar más seguro y en los que poder ver un buen entorno nos puede hacer más felices.

Publicaciones
relacionadas

En nuestro sitio web utilizamos cookies propias y de terceros para recoger datos estadísticos sobre el uso de nuestra web. Si navegas por nuestra web, estarás aceptando el uso de las cookies Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar