arquitasa logo PUBLICACIONES ARQUITASA
ARQTUALIDAD ARQUITASA
5 05 2020

¿CÓMO DEBERÍAN SER LOS BARRIOS TRAS EL COVID-19?

El Covid y el aumento de la desigualdad en las ciudades

Nada volverá a ser igual tras el ‘COVID-19’. La mayor crisis sanitaria que se recuerda ha puesto de manifiesto lo insignificantes y vulnerables que somos. Aunque en todos los lugares tratan de analizar la situación creada por el ‘Corona Virus’desde perspectivas locales o nacionales, se ha evidenciado que todos somos iguales y que es la primera gran crisis planetaria. Nadie ni ningún lugar del planeta se ha librado del duro golpe. Se ha vivido de una manera u otra en función de la densidad de población del lugar concreto y del grado de desarrollo económico, social o cultural, de cada zona. El ‘COVID-19’ ha evidenciado la desigualdad entre las ciudades, la desigualdad entre los barrios y la desigualdad entre las personas.

nuevos barrios tras covid

La densidad de los barrios como factor clave

EL ‘Corona Virus’ ha visibilizado las diferencias entre las zonas rurales, las pequeñas ciudades y las grandes aglomeraciones urbanas. El ‘COVID-19’ ha transparentado las diferencias entre los distintos barrios. El “microbio asesino” ha mostrado las diferencias humanas en función de las viviendas o habitáculos de las personas. Por supuesto, como siempre, donde más ha golpeado ha sido entre los más necesitados que vivían en lugares muy densos. Un porcentaje muy elevado de los contagiados, también de los fallecidos, vivían en grandes ciudades y dentro de ellos en densos barrios, en barrios muy hacinados y con deficientes servicios, en barrios muy vulnerables.

En los barrios más densos de las grandes ciudades se han producido el mayor número de contagiados, pero lo peor ha sido que eran los menos adecuados para pasar el confinamiento’ y sobrevivir a la ‘cuarentena’. Ya hemos escrito sobre las diferencias entre confinarse en una vivienda unifamiliar con jardín y piscina o pasar dicho confinamiento en una mínima vivienda interior, pueden leer el artículo aquí. Así mismo sucede con los barrios, es totalmente diferente permanecer encerrado en una buena vivienda situada en un barrio rico, de baja densidad, con vistas a grandes avenidas arboladas o a agradables espacios bien equipados, que confinarse en un barrio vulnerable, hacinado, contaminado, con graves problemas de adaptación y escasez de servicios.

ciudades covid

¿Cómo será el diseño de los nuevos barrios y ciudades?

Está claro que tanto para evitar futuros contagios masivos, como para poder permanecer confinados largos periodos de tiempo, es importante diseñar los nuevos barrios y actuar sobre los existentes, con medidas adecuadas, desde un punto de vista arquitectónico y urbanístico. Por supuesto, se deben proyectar los barrios de una manera que la totalidad de sus viviendas tengan asegurado el soleamiento, la ventilación y unas vistas adecuadas sobre calles y espacios públicos con abundante vegetación y arbolado. Se debe reducir al máximo el tráfico rodado, debiendo estar dotado de un buen transporte público, que cumpla las medidas de seguridad, pero sobre todo posibilitar los desplazamientos a pie o en bicicleta.

Las calles deben ser suficientemente anchas para garantizar condiciones de salubridad, pero asegurando que permita la relación visual, incluso el diálogo e interactuación con ‘los vecinos de enfrente’, algo que ha sido tan eficaz en las actividades vecinales durante el ‘confinamiento’.  Debe existir una buena relación y proporción entre las zonas privadas, las colectivas y las públicas, que aporten servicios que complementen a las viviendas, como zonas verdes colectivas, zonas de trabajo, de guardería, zonas de actividades lúdicas, zonas de almacenamiento, de lavandería y muchas otras, que permitan llevar una vida relativamente normal, sin estar estrictamente confinados.

diseñobarrioscoronavirus

Pero, sobre todo, tras la experiencia de la ‘crisis sanitaria’ provocada por el ‘COVID-19’ y el posterior ‘confinamiento’, los barrios deben estar bien equipados, deben ser autosuficientes y complementarios. Los barrios deben ser accesibles y que eviten la movilidad no deseada. Los barrios deben tener infraestructuras para la vida cotidiana, tiendas y servicios de cercanía. Lugares para la cultura en vez de ‘parques temáticos de la ludopatía’. Los barrios deben ser mestizos, mestizos de edades y mestizos de usos. Barrios que no segreguen, barrios equilibrados, barrios seguros, barrios sanos. En Arquitasa, siempre hemos dado mucho más valor a las viviendas o locales ubicados en barrios limpios, cohesionados y bien dotados, pero tras los destrozos ocasionados por el ‘Corona Virus’ los valoraremos mucho más.

Publicaciones
relacionadas

En nuestro sitio web utilizamos cookies propias y de terceros para recoger datos estadísticos sobre el uso de nuestra web. Si navegas por nuestra web, estarás aceptando el uso de las cookies Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar