arquitasa logo PUBLICACIONES ARQUITASA
ARQTUALIDAD ARQUITASA
13 10 2020

EL VALOR DE LA LUZ

La luz es vida, alegría. Nos encanta el sol y los días largos de verano. Odiamos más la lluvia y los días más grises, aquellos en los que parece que nos inunda la tristeza. Odiar puede que tampoco sea la palabra pero, para ser sinceros, nos gustan menos. La mayoría de los españoles se sentirán muy identificados con esto que estamos diciendo. No todos claro, siempre hay excepciones. A la hora de elegir nuestra casa también hay gustos y como se suele decir cada maestrillo, tiene su librillo. Sin embargo son muchos los que cada vez más tienen en cuenta la luminosidad.

Y es que no es lo mismo vivir en un bajo en el que casi no entra la luz del sol que hacerlo en un ático en el que casi no es necesario tocar el interruptor. Pero nuestros deseos no pueden ser siempre órdenes y hay en muchísimas ocasiones que tendremos que adaptarnos a lo que tenemos y utilizar algunos trucos para que nuestro hogar aparente ser más luminoso. Jugar con las luces ayuda también a que nuestra casa pueda parecer más grande. Y si es así ¿Por qué no probarlo?

 

LO MÁS IMPORTANTE, EL LUGAR

La ubicación de las luces puede ser algo fundamental sobre todo en espacios más pequeños, donde es difícil que nos llegue la luz natural. Además, hacerlo de una manera específica también nos puede ayudar a que nuestra casa parezca más amplia. ¿Cómo? Pues muy sencillo. Basta con conocer el lugar y saber que es muy recomendable utilizar varias fuentes de luz. Iluminar una habitación con una sola luz hace que ese habitáculo pierda todo el atractivo. Y ahora viene la siguiente pregunta: ¿dónde las ubicamos? Las esquinas, ese es el verdadero truco. ¿Por qué? Pues porque de esta forma nos aseguramos que toda la habitación va a tener una gran cantidad de luz. Podemos utilizar luces en el techo o situarlas estratégicamente de forma que nos aseguremos que todo el espacio va a estar iluminado. Si solo utilizamos una fuente lo que pasa es que ese espacio parece mucho más pequeño de lo que realmente es. Queremos huir por completo de esa sensación y que lo veamos, al menos si puede ser, tan grande como realmente es.

Porque esto solo es el principio. Esta luz es lo que llamamos iluminación general y se complementa con otros tipos. ¿Cuáles son? Tenemos la específica y la ambiental. La iluminación específica lo que hace es resaltar aquellos lugares de la habitación en los que queremos que la luz sea mejor. Por ejemplo en nuestro escritorio, aquel que utilizamos para hacer nuestros trabajos. Ese espacio tendrá que estar dotado con otro tipo de luz y no bastará solo con la general.

Iluminación ambiental

La iluminación ambiental sin embargo actúa más como elemento decorativo. Nos sirve para dar otro toque a nuestro hogar y que ese espacio esté más cuidado. Podemos utilizar lámparas más decorativas o velas por ejemplo. También se utilizan para resaltar aquellos rincones únicos de nuestra casa que, sin este tipo de iluminación, podrían pasar más inadvertidos.

MEJOR QUE SOBRE A QUE FALTE

Porque aunque a simple vista pueda parecer una tontería es muy importante que nuestro hogar esté bien iluminado ya que, a la larga, también afectará a nuestro estado de ánimo. No es una broma. Somos más felices cuando nos llenamos de luz y utilizar luces empotradas hace que nuestro espacio parezca mayor. Son aquellas que se encuentran en el interior de una pared por ejemplo. Añaden luz a nuestra habitación por ejemplo y en aquellas que tienen los techos bajos, marca una gran diferencia.

También es aconsejable enfatizar los techos altos y que con la luz parezcan aún más altos y den la sensación de que tengamos una casa con más dimensiones. Diseñar con iluminación ascendente y contraluz es uno de los trucos más utilizados porque además así si tenemos techos bajos, parecerán mucho más altos de lo que en realidad son. También se puede utilizar la retroiluminación que ahora mismo puede que no sepas de lo que te estoy hablando pero que consiste en incorporar luces detrás de algunos muebles y crea una ilusión de profundidad.

LOS ESPEJOS, QUE NO FALTEN

Son un elemento indispensable para hacer que la habitación se vea mucho más grande. Al reflejar la luz, amplia más el espacio. De esta forma intensifica el brillo y reduce las sombras. Todo está estudiado para hacer que nuestro piso luzca mucho más y evitar así entristecerlo.

Y es que además son un elemento fundamental en cualquier hogar. ¿Quién no tiene un espejo en su habitación o en el baño? Nos encanta mirarnos y si además gracias a él nuestro entorno parece más amplio, mejor. Hay que aprovechar todo lo que se pueda.

Porque muchas veces no somos conscientes de que los elementos que tenemos a nuestro alrededor nos pueden aportar cosas. Pensamos quizás que son solo algo decorativo y no es así. Todo lo que nos sirva para conseguir que un lugar parezca más amplio, bienvenido sea. Con este post lo que queríamos era contaros algunos trucos, de principiantes, pero que tuvieseis muy presente que la luz es algo fundamental en una vivienda y que si se quiere, se puede conseguir luminosidad en ella.

Por último, queríamos recordar que la orientación de la vivienda y su “luminosidad” son otros de los muchos factores que se tienen en cuenta a la hora de realizar una tasación, aunque no es un factor destacable, el valor de los inmuebles será mayor en función de la luz natural que le llegue. ¿Quieres saber que otros factores se tienen en cuenta?

Publicaciones
relacionadas

En nuestro sitio web utilizamos cookies propias y de terceros para recoger datos estadísticos sobre el uso de nuestra web. Si navegas por nuestra web, estarás aceptando el uso de las cookies Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar