arquitasa logo PUBLICACIONES ARQUITASA
ARQTUALIDAD ARQUITASA
3 11 2020

EL VALOR DEL COWORKING EN EL FUTURO EMPRESARIAL

Para muchos seguramente estemos hablando en otro idioma. No pasa nada. Aquí vamos a intentar explicártelo todo de la forma más sencilla posible. Seguramente hayas escuchado hablar de Airbnb, una nueva forma de alquiler turístico que surgió en 2018. Otorgó un nuevo valor a los activos inmobiliarios residenciales. ¿Qué tiene que ver esto con el coworking? Muy sencillo. Es una nueva forma de trabajar, ha ampliado las opciones de uso profesional. ¿Por qué? Porque lo que nosotros llamamos coworking son, nada más y nada menos que oficinas compartidas. Allí profesionales autónomos, empresarios, teletrabajadores… se citan para compartir ideas y, sobre todo, el mismo espacio.

Es muy sencillo. El lugar es muy parecido a si estuviésemos en una oficina, compartiendo mesa o silla con nuestro compañero de empresa. Pero aquí la cosa cambia. Alomejor la persona que tienes al lado no tiene nada que ver con tu profesión y entre vosotros conectáis. Puede pasar que compartas ciertas cosas con esa persona y no con tu compañero de departamento. La mayoría de las personas que deciden trabajar aquí suelen ser autónomos y emprendedores profesionales. ¿Por qué? Porque solo les basta su ordenador y su teléfono móvil. Y ¿qué buscan? Una mesa, una silla y una buena conexión a internet. Eso en estos espacios lo tienes asegurado.

LA FÓRMULA, EN ESTADOS UNIDOS

Nació hace más de una década en Estados Unidos y las ventajas que tiene son cuantiosas. Nos ofrece un lugar de trabajo acondicionado por un coste mucho menor al de una oficina tradicional. Y es cierto que al principio estaba muy marcado y era concebido para startups, emprendedores y autónomos. Eso ya no es así. Se pretende que sea ese lugar en el que se comparta mucho más de lo que creemos y nos inspiremos. Esa parcela en la que tengas que ser creativo y sobre todo, aportar a los demás. Para eso se hizo el coworking.

Porque estos locales también forman parte de la planificación de muchas empresas. Con los años están colándose en la vida empresarial. Un modelo que permite a las empresas tradicionales desarrollar trabajos por proyectos de empleados de diferentes áreas. Facilita también la unión entre los sectores complementarios y aumenta la contratación de trabajadores para proyectos concretos. Lo sabemos, son casi todo ventajas y sí, nos ha costado tiempo darnos cuenta de esto.

Tenemos que fijarnos también en cómo ha cambiado el estilo de vida y con ello, los trabajos. Ya no son igual que antes. Tenemos otros objetivos y, por supuesto, otras necesidades. Las nuevas generaciones lo tienen bastante claro: la conciliación, la creatividad y la flexibilidad son algunos de los factores clave para poder captar a los más jóvenes.

¿Qué le deparará el futuro? Todo apunta a que desarrollarán espacios mixtos entre la oficina más tradicional y la flexibilidad de uso. También podrían añadir servicios y áreas de los centros de trabajo colaborativos. Así tendríamos despachos, zonas de acceso privado y salas comunes.

Porque podemos llegar a crear vínculos no solo profesionales, también personales. Y con esto también ocurre que ampliaremos nuestra red de contactos. Porque sabemos que estamos ante un futuro laboral complicado pero, gracias al coworking podemos ver un poco más de luz. Y, lo más importante, innovación. Algo fundamental para que podamos seguir hacia adelante.

COWORKINGS FAMILIARES PARA LA CONCILIACIÓN

MADRID Y BARCELONA, PRÓXIMOS COWORKING EN 2020

Tenemos que decir que entre las operadoras de coworking con una presencia consolidada en Madrid y Barcelona son: IWG, First Workplaces, WeWork, Colonial (Utopicus) y Merlin (Loom). Queremos acercarte un poco más este nuevo modelo que, en nuestro país, está creciendo significativamente desde 2013. Es cierto que va poco a poco y que no podemos compararlo con otras capitales europeas ya que el coworking en España representa actualmente menos del dos por ciento de la superficie mientras que en Londres o Ámsterdam se sitúa en torno al seis por ciento.

Es verdad que este modelo está creciendo en Madrid y Barcelona y, poco a poco, también lo está haciendo con ciudades como Sevilla o Valencia por ejemplo. Merlin sumará tres nuevos espacios Loom en 2020, uno de ellos estará en Madrid y otros dos en Barcelona. ¿Qué quiere decir esto? Que ya se elevan a once los que poseen en España, con un total de 19.000 metros cuadrados y para que 2.000 usuarios puedan disfrutarlo. Esto solo es el principio de algo que está por venir pero que hay que tener paciencia.

Colonial por su parte también tiene planes de apertura, dos espacios coworking Utopicus en Madrid y otro en Barcelona. Y ojo porque ya cuenta con diez espacios operativos en estas dos ciudades. Sin prisa pero sin pausa, ese es el mejor lema que pueden tener estos espacios.

TODO CAMBIA

Evolucionamos y eso es bueno, lo mejor que nos puede pasar. Igual que ocurre con el modo de reservar un apartamento o con la forma de viajar, también pasa con el trabajo. Porque ahora mismo es o renovarse o morir. Tenemos los ingredientes y lo único que nos queda es darle un poco de forma.

Puede que si te has leído el post pienses que no tiene una solvencia y que el hecho de compartir un espacio físico no aporta nada. Siento decirte que en esta ocasión estás equivocado y que está demostrado que el coworking puede aportarnos muchas cosas y la mayoría de ellas, positivas. Es cuestión de tiempo que se llegue a afianzar en nuestro país pero, mientras tanto, nosotros seguimos apreciando el simple valor empresarial que nos puede aportar.

Publicaciones
relacionadas

En nuestro sitio web utilizamos cookies propias y de terceros para recoger datos estadísticos sobre el uso de nuestra web. Si navegas por nuestra web, estarás aceptando el uso de las cookies Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar