arquitasa logo PUBLICACIONES ARQUITASA
ARQTUALIDAD ARQUITASA
4 08 2020

LAS PLAYAS EN TIEMPOS DEL COVID-19

Parece ser que sí, que finalmente estamos teniendo verano. Ya estamos disfrutando de él y los más valientes incluso ya han pisado la arena y han podido disfrutar de las olas. Pero ¿cómo es esto de ir a la playa sabiendo que el virus aún continúa entre nosotros? ¿Se guardan todas las medidas de seguridad necesarias? ¿Tenemos que ir con mascarilla?

Son ya muchas las comunidades que están haciendo obligatorio su uso incluso cuando la distancia está garantizada. Los brotes están siendo los culpables y el miedo a otro posible confinamiento hace que cualquier precaución que se tome sea poca. No nos podemos permitir el lujo de retroceder de nuevo. Es verano y apetece escaparse aunque sea unos días a la playa.

LA NUEVA NORMALIDAD EN PLENO MES DE JULIO

Del dicho al hecho siempre se sabe que hay un trecho y cuando nos preguntan todos tenemos la misma respuesta: ¿Tomamos medidas? Claro, yo tomo todas las medidas que puedo. Pero ¿de verdad lo hacemos? ¿Somos conscientes de lo que puede pasar si siguen aumentando los contagios debido a nuestra imprudencia? Queremos compartir con vosotros lo que pudimos vivir el fin de semana pasado en una de las playas de nuestra costa.

Estábamos en la Playa de San Juan, Alicante. Serían las 12 de la mañana más o menos cuando una señora de avanzada edad (unos 80 años) entraba en aquella playa. Portaba una silla y una sombrilla, elementos indispensables para sobrevivir a las horas de sol que le quedaban por delante. Llegó y se colocó a pocos metros de la orilla, todo hacía presagiar que añoraba esa primera línea. Pero, lamentablemente, todo estaba ocupado. Las distancias no se guardaban entre los que allí se encontraban. La casualidad o el azar, si lo queremos llamar de alguna forma, hicieron que se sentara justo al lado de una pareja que había llegado antes que ella.

La señora no se lo pensó dos veces, miró varias veces a su alrededor y, ni corta ni perezosa, decidió sentarse sin respetar ni siquiera  la distancia. La pareja se quedó mirando a la señora fijamente. Tuvieron que hacer eso para que se percatase. A la octogenaria no le quedó más remedio que pedir disculpas, recoger sus cosas y alejarse unos metros de ellos. Nos preguntamos ahora si hay que llegar a ese punto para que alguien se aleje de nosotros.

playa con valor

Estamos seguros además de que esto no pasa solo en esta playa, que este tipo de situaciones se viven día tras día. Y lo peor de todo ¿Es necesario que tengamos que decir a la gente lo que tiene que hacer? ¿Nadie ha visto durante estos meses el telediario? ¿Tendrán que volver a prohibirnos salir de casa? ¿Qué es lo que necesitamos de verdad? En algunas playas, como esta que acabamos de mencionar, no existe separación. La distancia la marcamos nosotros, las personas. Aunque parece que hay más de uno que necesita que las playas estén vigiladas las 24 horas del día.

LA PLAYA DE BENIDORM, DIVIDIDA EN PARCELAS

Sin embargo en otras, como la de Benidorm por ejemplo, se han dividido en parcelas. Hay que pedir cita previa a través de una aplicación y en estos cubículos, además, solo podrán estar un máximo de cuatro personas. De esta forma se garantiza la seguridad en una de las playas más concurridas de la Comunidad Valenciana en estos meses de verano. La estética de la playa ha cambiado por completo. Unas cuerdas delimitan el espacio y se han convertido, como no, en protagonistas como ya lo hicieron en su día las mamparas y las pantallas para protegernos del virus.

Cuesta imaginar así una playa en la que nunca cabe un alfiler, en la que buscar sitio se convierte en ocasiones en una tarea imposible. Los accesos a la playa están ahora vigilados y antes de acceder a ella habrá que facilitar nuestros datos, aquellos que hemos dado a la hora de reservar nuestro espacio. Es complicado pero no nos queda otra que aceptar lo que nos toca vivir y, por supuesto, adaptarnos a las situaciones. Es fundamental si queremos que todo funcione en esta nueva normalidad 

LAS CALAS, SATURADAS

Y sin salir de la Comunidad Valenciana en calas como la de la Granadella en Jávea encontrar un hueco libre en tiempos de coronavirus se ha convertido en misión imposible. Los fines de semana se llenan de curiosos que quieren conocer otros rincones y piensan, como todos, que esos sitios estarán más desahogados. Sin embargo, cuando llegamos allí nos encontramos con decenas de personas haciendo cola para poder entrar y la Policía Municipal tiene que vigilar que no haya masificación de gente.

Lugares que antes no despertaban tanto interés y que ahora se han convertido en un reclamo. Porque todos pensamos que allí reina la tranquilidad y, cuando nos vamos acercando, se nos cambia la cara al ver a la multitud de gente guardando fila para poder entrar. Porque durante estos meses todo ha cambiado sí y nos estamos empezando a hacer a la idea. Necesitamos tiempo para asimilar lo que este 2020 nos ha dejado.

MÁS VALOR A LAS PLAYAS MÁS SEGURAS

Porque nuestra misión ahora mismo es conseguir que el virus no se propague y que todos estos brotes se apaguen. No tenemos la fórmula secreta, solo es responsabilidad individual. El verano es síntoma de salir, pasarlo bien y disfrutar con la familia y amigos. Algo que todos hacemos cuando llega el buen tiempo pero este año todo ha cambiado y son muchos los que sienten miedo a la hora de viajar y acudir a una de las playas de nuestra costa a bañarse.

Miran toda la oferta existente y eligen aquella que ellos consideran mejor, que se adapta más a lo que buscan y por supuesto, aquella que cumpla con todas las medidas de seguridad, esas son las que ahora mismo tienen más valor. A la hora de buscar un destino de vacaciones juega un papel fundamental la fiabilidad de sus playas. El objetivo: no contagiarnos con el Covid 19. Esencial que en estos lugares se tome más conciencia de ello porque solo así conseguiremos disfrutar de un verano libre de virus.

Publicaciones
relacionadas

En nuestro sitio web utilizamos cookies propias y de terceros para recoger datos estadísticos sobre el uso de nuestra web. Si navegas por nuestra web, estarás aceptando el uso de las cookies Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar