arquitasa logo PUBLICACIONES ARQUITASA
ARQTUALIDAD ARQUITASA
16 07 2020

EL MEDIO NATURAL, COLAPSADO

Más de dos meses encerrados y ahora parece que le hemos cogido el gusto a eso de volver a tener vida, de salir, de relacionarnos. La nueva normalidad nos está dejando imágenes nuevas y a cada cual más curiosa. Ya no nos queremos quedar en casa ni aunque fuera  estemos a más de 35 grados a la sombra. Nos ha cambiado la mentalidad por completo y eso se nota en todo el país.

Hemos dejado atrás la pereza y ahora, más que nunca, queremos inundar las calles. Al igual que ocurre con las terrazas, donde encontrar sitio un viernes se convierte en tarea imposible, también está pasando en entornos rurales como por ejemplo, en la sierra de Madrid. Parajes naturales que se están colapsando cada fin de semana. Los ecologistas se quejan de estas avalanchas de turistas y advierten de que, además de poder aumentar los contagios, incrementan el riesgo de incendios y daños en la fauna.

LOS COCHES, PROTAGONISTAS EN LA SIERRA DE MADRID

Salimos de Madrid y ponemos el GPS. Dirección: la sierra. Duración del trayecto: una hora y media. Motivo: atasco. Kilómetros de retenciones para escapar del calor sofocante de la ciudad y, de paso, desconectar del bullicio, del estrés. Una alternativa que está volviendo literalmente locos a los vecinos de estos pueblos. Han dejado de escuchar el sonido de los pájaros para tener que aguantar a los domingueros que cada fin de semana, desde que acabó el estado de alarma, invaden su espacio.

En Los parkings ya no caben más coches y los bares y restaurantes de la zona no dan abasto. El “aforo completo” se repite cada sábado y cada domingo. Madrugar para llegar de los primeros y coger sitio es uno de los retos. Y así, como quien no quiere la cosa y sin darnos casi cuenta, estamos poniendo en riesgo el entorno rural. Este no está acostumbrado a tanta masificación de gente ¿desde cuándo nos ha gustado tanto ir al monte? Y una vez alí ¿respetamos el medio ambiente o seguimos haciendo lo que nos apetece? Cuando empezamos la desescalada nos juramos y perjuramos que habíamos cambiado, que la pandemia nos había hecho evolucionar, que íbamos a estar más concienciados pero parece que no ha sido suficiente y que, por el momento, ni esto que acabamos de vivir nos va a hacer recapacitar.

Seguimos dejando basura allá por donde vamos, sin pararnos a pensar lo que puede provocar. Además con nuestra presencia también incrementamos el ruido en estos parajes naturales. Todo esto va unido a que nuestro coche siempre tiene que acompañarnos allá donde vamos y esto hace que aumenten los niveles de contaminación. Una mala combinación cuando el objetivo es totalmente lo contrario, preservar uno de nuestros bienes más preciados, el medio rural.

coches medio ambiente

PROHIBICIONES PARA PARAR AL CORONAVIRUS Y TAMBIÉN PARA FRENAR LAS MASIFICACIONES

A finales del mes de junio las autoridades sanitarias advertían de que estaba totalmente prohibido el baño en lugares como pantanos, ríos o pozas. Así lo anunciaban después de que los científicos descubrieran que el coronavirus puede sobrevivir en este tipo de aguas. Son muchos los que aprovechan el buen tiempo para escaparse. Y, pese a estar prohibido el baño, pantanos como el de San Juan en Madrid se siguen llenando de bañistas dispuestos a pasar un día en familia, disfrutando de la naturaleza y, por supuesto, haciendo caso omiso a las indicaciones. ¿Quién se iba a molestar en seguir al pie de la letra los avisos que se nos están dando?

Desde la Comunidad de Madrid quieren concienciar a los madrileños y turistas recordándoles que, a pesar de que estas aguas parecen seguras, no lo son. Se consideran zonas peligrosas y, además, no cuentan con vigilancia. Motivos más que suficientes para prohibir el baño. Pero parece que no es impedimento para muchos que siguen bañándose y no mantienen ni siquiera la distancia de seguridad.

Queremos salvar el planeta pero no nos damos cuenta de que la solución pasa por todos nosotros. Tenemos la llave para cambiarlo todo. Solo así conseguiremos frenar el cambio climático, un cambio climático que está teniendo consecuencias terribles y del que parece ser que no somos muy conscientes hasta que no lo vemos con nuestros propios ojos. Porque seguimos en el mismo punto, en ese en el que lo dejamos. Y de nuevo vuelven a surgir dudas acerca de nuestro comportamiento ¿Por qué hacemos como si nos diese igual todo? ¿Queremos destruir nuestro ecosistema? ¿Nos planteamos poner soluciones?

EL MUNDO NOS ESTÁ AVISANDO

Las capas de hielo de los polos se están derritiendo. En algunas regiones las condiciones meteorológicas cada vez son más extremas y las inundaciones cada vez más frecuentes, en otras regiones, sin embargo, se están registrando cada vez más olas de calor y la sequía se ha convertido en la protagonista. El mundo nos está mandando una señal y nosotros seguimos haciendo oídos sordos.

Porque creemos que lo sabemos todo, que controlamos el mundo y no, es él el que nos controla a nosotros. Según la Organización Mundial de la Salud ya son 4,5 millones de muertes las que se producen en el mundo por la contaminación. Además, también alerta de la exposición a esas partículas contaminantes que provocan enfermedades directas o indirectas.

Tenemos que fijarnos unos objetivos y, como no, cumplirlos. Conseguir que las ciudades sean más sostenibles es tarea de todos y lograrlo pasa por ser conscientes también del momento que estamos viviendo. Acabamos de pasar por una situación límite, nos han cortado la libertad y, cuando nos la han devuelto, hemos seguido comportándonos de la misma manera. Con este post queremos desde Arquitasa remover conciencias dejando claro que el cambio está en nuestras manos.

Publicaciones
relacionadas

En nuestro sitio web utilizamos cookies propias y de terceros para recoger datos estadísticos sobre el uso de nuestra web. Si navegas por nuestra web, estarás aceptando el uso de las cookies Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar