arquitasa logo PUBLICACIONES ARQUITASA
ARQTUALIDAD ARQUITASA
27 08 2020

EL VALOR DE UNA CASA REFORMADA

HACER OBRAS EN DURANTE LA PANDEMIA DEL COVID

Porque no hay que olvidar que aquel 14 de marzo se nos acabó la libertad, esa de la que tanto disfrutábamos y que nunca pensábamos que nos la iban a arrebatar. La situación cinco meses después continúa siendo complicada y el tema de conversación de este 2020 es, indudablemente, el Covid-19. Por eso, después de casi tres meses de encierro echamos la vista atrás pero también pensamos en lo que nos queda aún por vivir. Muchos son los que se plantean reformar sus viviendas. Y os preguntareis ¿para qué? Pues es muy sencillo: para estar preparados por si volvemos a tener que quedarnos en casa.

Según la Asociación nacional de distribuidores de cerámica y materiales de construcción, siete de cada diez viviendas en nuestro país van someterse a alguna obra de reparación o mantenimiento durante estos meses. Porque son muchos los que están viendo como cada día los datos empeoran y no quieren dejar pasar este tiempo para hacer cambios en sus casas. Hay quienes prefieren poner aire acondicionado, colocar un toldo en el patio. También están los que supieron adelantarse y ya en el mes de abril estaban encargando una piscina para su jardín.

También esto sirve en cierto modo para ayudar a un sector que ha sufrido y mucho las consecuencias de esta crisis. Han registrado caídas de hasta un 75%. Porque hubo un tiempo en el que no se podía cambiar una ventana ni arreglar una puerta. Los que se dedican a ello han visto peligrar su puesto de trabajo y por eso aprovechan esta época de verano para poder recuperar todo lo perdido.

Aumenta la demanda de casas prefabricadas

LA CASA REFORMADA AUMENTA SU VALOR

Porque no queremos cometer los mismos errores. Estamos viendo que si esto continúa igual puede llegar el momento en el que tendremos que volver a echar la llave por dentro. Y ahora ¿queremos hacerlo sin arreglar el toldo de la terraza? ¿Y sin pintar aquella habitación que lleva tiempo desatendida? Y como ya hemos dicho antes, también hubo quien aprovecho el confinamiento para ir encargando una piscina. De ahí que en el mes de mayo las empresas colgaran el cartel de “no dar abasto”. Porque ocurrió igual que con el papel higiénico y hubo una época en la que hacer reformas también se puso de moda.

Y hacer obras también se traduce en romper la hucha, utilizar los ahorros para cambiar todo aquello que ya no nos gusta. Pero no todos pueden permitirse ese lujo. Por eso vivir en una casa reformada en tiempos de coronavirus añade un valor al inmueble. Y es que no solo estamos hablando de cambiar cosas sino también de acondicionar partes de la casa como por ejemplo el jardín, ese que ha servido de refugio a muchos mientras estábamos encerrados. Por eso barbacoas o pérgolas también han sido muy demandadas durante estos meses.

La casa reformada es un valor seguro

Tener una casa reformada es un valor seguro en estos tiempos que corren. Y es que nos hemos dado cuenta de que nuestro hogar es más importante de lo que nosotros nos pensábamos y en tiempos de Coronavirus es esencial que esté siempre en las mejores condiciones. La evolución del virus es todo un enigma. Nadie sabe cuándo llegará el momento en el que tengamos en nuestras manos esa ansiada vacuna. Y por el momento lo que toca es esperar. Y mientras esperamos que mejor que hacerlo en una casa en las mejores condiciones posibles.

Publicaciones
relacionadas

En nuestro sitio web utilizamos cookies propias y de terceros para recoger datos estadísticos sobre el uso de nuestra web. Si navegas por nuestra web, estarás aceptando el uso de las cookies Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar