PUBLICACIONES ARQUITASA
ARQTUALIDAD ARQUITASA
3 07 2020

Aumenta la demanda de casas prefabricadas

Tardaremos años en recuperarnos de esto. Borrar de la memoria lo que hemos vivido será imposible. Casi 100 días en estado de alarma. Una forma de vida extraña y a la que nos fuimos acostumbrando. Se hizo largo, sí, pero vimos la luz. Y es que todo ha cambiado a nuestro alrededor. Desde Arquitasa llevamos meses hablando de esta transformación “post-covid”.

Se han revalorizado las terrazas de los bares  al igual que ha aumentado el valor de las viviendas en la costa . La crisis del Coronavirus ha hecho que nos preocupe aún más nuestra vivienda. Después de una pandemia, queremos estar preparados por si hubiese que volver al confinamiento total y en los últimos meses hemos empezado a preocuparnos más por la distribución y el tamaño de nuestras casas.

EL CORONAVIRUS REVALORIZA LAS CASAS PREFABRICADAS

El Covid-19 ha puesto a prueba a numerosos sectores y, por supuesto, también a la arquitectura. Ha aumentado considerablemente el interés por las casas prefabricadas. Ya existía atractivo por este tipo de viviendas antes de la pandemia y esta crisis ha avivado su encanto. Las viviendas prefabricadas han visto incrementado su valor tras este confinamiento. Y es que son muchas las ventajas que podemos encontrar en ellas.

Comenzaremos hablando del tiempo, ese que no queremos perder después de tres meses en casa. El periodo de construcción de estas casas prefabricadas es mucho menor que el tipo de edificación convencional en España. Este tipo de vivienda hace que nos ahorremos tiempo de espera. No tendremos que estar años de obras y en prácticamente medio año podremos estar viviendo en ella. Los periodos de tiempo están muy controlados gracias a la industrialización del sistema. Estas casas vienen hechas de fábrica y pasan después a ensamblarse en el lugar. Otra de las ventajas es que los factores medioambientales no afectan a la construcción puesto que los materiales y la fabricación se realizan en espacios cubiertos.

Los procesos de fabricación de estas casas prefabricadas están muy controlados y los diseños de las mismas son personalizados y exclusivos. En ocasiones son diseños únicos que serían muy complicados de hacer con otros métodos de construcción. Además, cuenta también con la facilidad de ampliar el hogar en el momento en el que nosotros lo deseemos, es mucho más sencillo. Cada ventaja aumenta el valor de estas viviendas.

EL POTENCIAL DE LA ECONOMÍA VERDE EN ESPAÑA.

LAS CASAS PREFABRICADAS, MÁS SOSTENIBLES

Son más responsables con el medio ambiente. Es un hecho. En muchas de estas construcciones encontramos una integración en medios naturales casi de forma excepcional. Su construcción es más sostenible, se hace en seco y esto hace que se desperdicie mucha menos agua y materiales. Están pensadas para reducir el malgasto energético y encontrar mayor rendimiento de los recursos propios.

Es cierto que los materiales que se utilizan para fabricar este tipo de viviendas son muy variados. Para que podamos otorgarles la etiqueta de sostenibles hay que elegir los materiales que también lo sean. El corcho, la madera, la cal, el vidrio, la pizarra natural o la piedra son algunos de los ejemplos que podemos encontrarnos.  También tenemos que destacar los contenedores de carga marítimos. Son duraderos, ligeros, resistentes y versátiles. Se convierten en la opción más ecológica ya que se reducen residuos, energía y costes.

Porque estos meses nos han servido también para cambiar de mentalidad, para evolucionar. Nos hemos dado cuenta de lo que estamos haciendo con el medio ambiente. Puede parecer que llegamos tarde pero… “nunca es tarde si la dicha es buena”. Y una de las ventajas por excelencia es el respeto absoluto que tienen estas viviendas por el medio ambiente, de eso no hay ninguna duda.  

 

casas-prefabricadas sostenibles

SEGUNDA VIVIENDA, TAMBIÉN PREFABRICADA

Las casas prefabricadas están ganando valor y tras la pandemia son muchos los que se plantean este tipo de hogares tanto para vivir como para una posible segunda residencia. Después de todo lo que hemos vivido tenemos claro lo que queremos. Un espacio amplio, con estancias diferenciadas y que podamos manejar a nuestro antojo.

Después de casi cien días, ya hemos alcanzado esa nueva normalidad que tanto ansiábamos. Ahora estamos como locos por escaparnos unos días, cambiar de entorno, de ambiente. Queremos romper con la rutina que tanto nos ha perseguido durante estos meses. Y si hay un segundo confinamiento, que no nos pille desprevenidos.

Por eso son muchos los que aprovecharán esta “nueva normalidad” para buscar una casa más amplia. Y en tiempos de crisis la ventaja de estas casas prefabricadas también está en su precio, más económico que una vivienda de construcción tradicional.

Todo son ventajas para este tipo de casas que se han revalorizado con los años. Llegaron a España hace relativamente poco tiempo y se han ido haciendo un hueco. Son muchas las ventajas que ofrecen y, en los tiempos que corren, es lo que verdaderamente hace falta.

Publicaciones
relacionadas

En nuestro sitio web utilizamos cookies propias y de terceros para recoger datos estadísticos sobre el uso de nuestra web. Si navegas por nuestra web, estarás aceptando el uso de las cookies Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar